Descripción

El diagnóstico de laboratorio de la anemia por deficiencia de hierro se realiza con datos provistos por el hemograma, que permiten observar una anemia microcítica hipocrómica y por medidas bioquímicas como los niveles de hierro sérico y ferritina sérica, y la determinación de la saturación de la transferrina.
En algunas condiciones clínicas estos resultados no son suficientes ni clarificadores, como en el estado inicial de la disminución del hierro, período en el que las alteraciones del hemograma todavía no son detectadas; o durante un cuadro inflamatorio/infeccioso asociado, en el que las pruebas bioquímicas pueden sufrir la interferencia de la elevación de las proteínas inflamatorias.