Descripción

Creo que cada laboratorio clínico sigue su propia lógica para decidir cómo implementar los analizadores automatizados para el análisis de orina. Por ejemplo, todas las muestras a las que se les solicite la microscopía del sedimento urinario se pueden analizar primero en un instrumento, solo las muestras que son positivas en el análisis de la tira reactiva se someten a la comprobación por el analizador, o todas las muestras procedentes de departamentos de urología son examinadas mediante la microscopía manual debido a que los analizadores podrían no detectar cánceres. En este contexto, la falta de signos clínicamente importantes se volvería menos frecuente en la medida que estableciéramos condiciones más estrictas para la implementación de los analizadores.