Descripción

Se cree que los cilindros hialinos se forman por precipitación de la mucoproteína de Tamm Horsfall (T-H) en forma de gel, que secreta la extremidad ascendente del asa de Henle y el túbulo renal distal del glomérulo, con proteína plasmática (principalmente albúmina) en la orina. Sin embargo, la presencia por si sola de la mucoproteína de T-H y de la albúmina en la orina no dan lugar a cilindros hialinos. Ahora se conocen cuatro condiciones que son necesarias para la formación de los cilindros hialinos. Estas son: (1) pH bajo de la orina, (2) Incremento de proteínas plasmáticas en la orina, (3) Concentración de orina y (4) Flujo de orina reducido.